27 de septiembre de 2011

De portadas va la cosa

Recientemente, al enseñarle a familiares, amigos y conocidos la portada de "Verano en el hotel" gran número de ellos me preguntó "¿esa eres tú?" (supongo que a cachondeo, pues me conocen en persona y aunque algunos anden mal de vista, para algo llevan gafas). 

Todos decían que por la forma en que había puesto el nombre en la portada, parecía que la chica era yo.  A la primera persona que me lo dijo ni la entendí (pensaba que se refería a otra cosa), a la segunda y tercera no les hice mucho caso, pensando en que no estaban familiarizados con los libros... pero ya con la cuarta, quinta y sexta me dije "esto hay que arreglarlo".

No me llevó mucho trabajo poner mi nombre en un lugar más "estandar" de la portada y dejar tranquilos a todos aquellos que pensaba que me había hecho la cirugía estética (o en su defecto photoshop) para aparecer en la foto. El resultado final de la portada fue la portada de la derecha, con chica incluida (que no soy yo ni nunca pretendí que se llegara a pensar eso), pues por algo decora también el encabezado de la web del libro:


Después de este suceso estuve mirando portadas y más portadas y algo que nunca había notado (al menos no de forma consciente) es que es poco frecuente que inclinen el título o el nombre del autor/a. Varían en tamaño (a veces el título más grande, otras veces el autor) pero casi nunca vuelcan ni uno ni otro.  Esto, junto con que la protagonista de mi portada es una humana de carne y hueso (inmortalizada en una foto y no en un dibujo) supongo que hicieron el resto. 

¿Cómo lo veis vosotros? ¿Al ver la portada de "Verano en el hotel" pensasteis que mi nombre estaba mal situado? 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por qué dices "¿Cómo lo veis Vosotras?" ¿Es que la novela es sólo para chicas...?

Mahira dijo...

Editado, aunque a decir verdad, un 95% de mis lectores hasta ahora han sido chicas, jeje.