5 de julio de 2013

Reseña de Casi una novela de Megan Maxwell

Según he leído en diversas entrevistas, Casi una novela fue la primera historia que la conocida Megan Maxwell escribió y se titula así porque cuando alguien iba a visitarla y le preguntaba qué eran aquellos papeles que tenía encima de la mesa, contestaba “casi una novela”. 

La novela narra la historia de Rebeca, una joven abogada entregada a su trabajo, y Paul, un corredor de motos famoso. Aunque ella no está interesada en tener una relación amorosa, él casi desde el primer momento se muestra interesado por ella y gracias a Pizza, la perrita de Rebeca, y a su propia hija, conseguirá que poco a poco ella vaya aceptándole en su vida y acaben teniendo una relación. En esta historia no existen terceros que se metan por en medio de la relación, al menos no en el sentido tradicional de la expresión (y eso que durante un capítulo parece que sí los va a haber), lo cual es algo inusual dentro del género. Un punto a favor para la historia. 

Sin embargo, he de decir que el casi final no me ha gustado. Ya comenté en otra reseña de la autora, en este caso de “Fue un beso tonto”, que el final se parecía mucho al de otra historia de Megan que había leído “Las ranas también se enamoran”. Pues bien, el final de esta historia también guarda cierto parecido con esas y no puedo por menos que preguntarme, tras ver tanta recurrencia, si la propia Megan no habrá pasado por lo mismo. Sí, lo sé, porque un escritor escriba sobre algo no tiene por qué haberlo vivido, así lo demuestran los estupendos libros “Pídeme lo que quieras”, de la misma autora, pero en tantos libros que pase algo taaaaaaan parecido… sospechoso. Jaja. 

Otro punto a favor de la historia es, por supuesto, la manera de narrar que tiene Megan, tan amena y rápida. Si bien con este libro no me he reído tanto como con otros de la autora, su pluma se distingue a la legua y te sumerge en la historia, haciendo que no puedas dejar capítulo tras capítulo, a lo cual ayuda además la brevedad de estos. 

En conclusión, un libro entretenido que se lee muy rápido, aunque si tuviera que recomendar alguno de la autora para que alguien la descubriera, no sería este. 

Gracias a Laura Frías, del blog Cientos de miles de historias, por el ejemplar.
 

1 comentario:

Crazy Trîîs dijo...

¡Hola Alba! Yo aún no me he leído ningún libro de la autora. Pero este libro no me llama mucho. ¿Tantos libros de ella tienen el mismo final? Vaya...
Gracias por la reseña.
Besos.