18 de junio de 2014

Reseña de El Juego de la inocencia de Marisa Sicilia

El juego de la inocencia de Marisa Sicilia
Sensual, erótica y elegante, El juego de la inocencia transcurre en la Francia de finales del siglo XVIII, justo en vísperas de un acontecimiento histórico crucial, en una época conocida por la falta de moralidad de las costumbres y por las muchas desigualdades sociales.

Louis de Argenteuil, joven ocioso y libertino, ve amenazada la comodidad de su vida cuando su tío Eustache, harto de su desidia y ante su inminente nuevo matrimonio, decide retirarle su ayuda económica.

Louis tendrá ocasión de desquitarse seduciendo a Hélene Villiers, la futura esposa de Eustache. Una muchacha sencilla e inocente, recién salida de un convento, a quien enseñará toda clase de juegos carnales, siempre dejando intacta su virginidad.

Resguardar la virtud de Hélene supondrá todo un desafío para Louis, un descubrimiento para Hélene y una sorpresa para ambos. 


Esta novela es, como dicen en su presentación, sensual, erótica y elegante. La elegancia de la prosa de la autora así como las sensaciones que despiertan las escenas íntimas del libro son, a mi parecer, los dos puntos fuertes de la novela. Desde luego, sus personajes no lo son. No me entendáis mal. Louis y Hélene, los dos protagonistas, están perfectamente perfilados y maravillosamente tratados, pero congeniar con ellos es harto dificil, al menos hasta casi el final del libro. 

Louis resulta odioso. Un buen reflejo de los hombres de su clase en la época que se narra la historia pero aún así (o precisamente por ello) odioso. Y Hélene... pánfila es el adjetivo que me viene a la cabeza para describirla. Junto con el de "timidez excesiva", aunque eso no es un adjetivo.

Pero que no me gusten por sus personalidades no quiere decir que Louis y Hélene no sean los protagonistas perfectos para esta novela. De hecho, son los únicos que podría tener. Son los que necesitaba la historia de amor que Marisa Sicilia nos narra. Sin un hombre ególatra ni una joven a la que han enseñado a complacer la autora no podría demostrar cómo el amor puede cambiar a una persona. Y es que de eso va la novela. Más allá de los juegos de cama que Hélene y Louis se traen entre manos, más allá del retrato de una época y de un sistema social insostenible, El juego de la inocencia nos presenta una historia de amor que transforma por completo a dos personas.

Si os gustan las novelas de época y la prosa elegante, no dudéis en darle una oportunidad a El juego de la inocencia.





1 comentario:

Syra RcT dijo...

A mí me encantó este libro. Felicidades por la reseña.