27 de junio de 2014

Reseña de A un beso del pasado de Ana F. Malory

Una chica de hoy en día con ropas de otra época...
Elaine está entusiasmada porque su mejor amiga va a celebrar su fiesta de compromiso y los invitados deberán asistir ataviados de época. Será una noche maravillosa: trajes elegantes, vestidos deslumbrantes y la compañía de Harry. Un plan estupendo…
Lo que prometía ser una velada perfecta termina convirtiéndose en una pesadilla. Harry le ha dado plantón y en su lugar, para que la acompañe, ha enviado a John... al que Elaine detesta profundamente.
Es arriesgado pedir un deseo porque se puede hacer realidad...
Descubrir el motivo por el que Harry no ha ido a recogerla ni se ha presentado a la cena, termina estropeándole la fiesta y haciéndole ansiar estar en cualquier otro lugar y encontrar a un hombre al que realmente merezca la pena amar.
Una alineación planetaria, los anhelos de una joven decepcionada, un oportuno y maravilloso beso y un viaje para dos a través del tiempo será el inicio de una apasionante aventura. 


En todas las novelas de viajes en el tiempo que había leído hasta ahora la protagonista encontraba el amor en el pasado y en este caso también es así pero no del modo esperado ya que el viaje en el tiempo es para dos y quién conseguirá conquistar su corazón viajará con ella. Este aspecto sin duda ha resultado una novedad agradable pues la protagonista no ha vuelto loco a su pretendiente con expresiones extrañas y conceptos que están a siglos de su realidad. En "A un beso del pasado" los protagonistas tendrán que aprender a convivir juntos pero no porque sus costumbres sean distintas sino porque se llevan a matar. 

La novela es entretenida aunque no he llegado a disfrutarla como se merecía pues me ha resultado imposible congeniar con los protagonistas. De Elaine se dice con frecuencia que es una mujer fuerte, una guerrera, pero lo cierto es que a mí no me lo ha parecido: cada vez que sufre algún ataque verbal u ocurre algo inesperado se pone pálida y todos acaban preocupados por ella, y cualquier palabra que sale de la boca de John le sienta mal, hecho que llega a resultar frustrante. John, aunque más decidido y activo, tampoco me ha termiando de conquistar. 

La historia nos transporta al año 1853 y me ha gustado que permite descubrir muy diversos aspectos de esa época. Las tarjetas de los bailes en los que se anotaba en qué orden se bailaba con los distintos invitados y las descripciones de la ropa (especialmente la nada sexy ropa de cama, jeje) han sido dos aspectos que me han resultado muy interesantes de conocer. 

Ana F. Malory escribe de manera sencilla y amena, por lo que su obra se lee con facilidad. Además, incluye léxico de la época que consigue que el lector se ambiente mejor. No obstante, he visto algunos fallos ortotipográficos que no dificultan la lectura de la novela pero sí resultan llamativos en una publicación bajo un sello editorial donde supuestamente el manuscrito pasa por un corrector antes de ver la luz. 

Una novela especialmente recomendada para las apasionadas del siglo XIX y también para aquellas a las que os gusten las historias de viajes en el tiempo.
 

1 comentario:

Syra RcT dijo...

Opino lo mismo que tú sobre este libro. Tengo la reseña hecha desde hace muchísimo tiempo. A ver si me animo y la publico pronto.