19 de enero de 2011

Continuar sueños

Toda la vida es sueño,
Y los sueños, sueños son
.
La vida es sueño, Calderón de la Barca

¿Alguna vez os ha pasado que os habéis despertado en lo mejor de un sueño y os hubiera gustado seguir con él? ¿Alguna vez habéis logrado volver a dormiros y continuar con el sueño interrumpido? Yo si.

Sé que todos los que a este blog arriban tienen imaginación, que todos trabajan su mente y son soñadores. Por eso compartiré con vosotros este pequeño truco que yo tengo para continuar soñando cuando me he quedado en lo más intrigante de una fantasía nocturna. A aquellos que escribís os resultará fácil, pues es simplemente continuar con la historia.

Pongámonos en situación, pues. Una noche estás durmiendo placenteramente y soñando con algo que te gusta, pero justo cuando la cosa se pone emocionante, ¡hale!, te despiertas. Sigues algo adormecido pero el sueño se ha diluido y ahora la realidad te rodea. Ves tu mesita y el cuadro que tienes en la pared, notas el roce de las sabanas. Pues bien, todo lo que debes hacer es cerrar los ojos y pensar en cómo podría continuar el sueño que estabas teniendo. Si te has quedado a la puerta de una casa, imagínate que abres la puerta y entras, ¿qué hay dentro? Si te has despertado cuando estabas a punto de recibir algo, imagínate que te dan ese algo y qué haces con él. Poco a poco, te quedarás durmiendo y tu mente seguirá trabajando con la información que le has introducido, continuando el sueño que abandonó.

Y para terminar, os dejo una cita, porque es importante soñar pero también ser consciente de la realidad:

Sólo es capaz de realizar los sueños el que,
cuando llega la hora, sabe estar despierto.
León Daudí



1 comentario:

Fabian Hernandez dijo...

Y que puedo hacer cuando ya se me fue lo adormilado