17 de enero de 2011

El ogro de las montañas

El ogro de las montañas aprovechó ayer para arrancar de cuajo la montaña que corona mi pueblo. ¿Que no? ¡Mirad y leed!

¡Extra, extra, la Atalaya ha desparecido!