26 de marzo de 2010

Un lugar increible

Ayer entré para hacer un recado en un lugar que me dejó sinceramente alucinada. De hecho, me fascinó tanto que hoy he vuelto sólo para recorrerlo con más tranquilidad. Cuando os diga de qué se trata os preguntaréis cómo yo, YO, no he entrado antes, pero es totalmente cierto. El lugar es relativamente nuevo y desde fuera no me llamaba para nada la atención. Pero dentro... Ains.

Todo el edificio se organiza en torno al antigüo patio de un convento. El patio, que conserva el pozo central y las arcadas simples laterales, tiene el techo cubierto por una cúpula acristalada de colores. Las tonalidades doradas que adquieren los chorros de luz son preciosas. Parece, de verdad, un lugar de retiro.

Las fotos las hice con mi móvil, que anda ya algo cascado, así que no se pueden apreciar los detalles bien, pero el lugar a mí me ha enamorado.

¿Y qué alberga este edificio? Chan, chan, chan. ¡La biblioteca de mi ciudad! No dispone de muchos libros (al menos se queda muy atrás si la comparamos con la Biblioteca Regional) y todavía no sé exactamente qué criterio de organización siguen (:S) pero tiene algunos títulos que me han enamorado y pronto volveré a por ellos. Por ahora os dejo una foto de mi recién estrenado carné y del primer libro que he sacado ^_^



Como anécdota, cuando fui a coger el libro me dice la bibliotecaria "ahí están los libros hasta doce, catorce años" y yo "... ejem. Vale". Creo que un 90% de lo que leo es para niños pequeños Y_Y , jajajaja.

5 comentarios:

Iris dijo...

Tienes suerte de tener una biblioteca así, es impresionante.

Iris dijo...

Te invito a que pases por mi blog, y leas mi nueva historia de genero, romántico contemporáneo.http://iris-alasparavolar.blogspot.com/2010/03/traicion.html

MaReVnA dijo...

holis

aqui pasandome esperando no parecer una acosadora !!!






me ha pasado lo de los libros, :p pero no importa si leo cosas que son para niños,....es para conservar mi espiritu !!!!!!!!!

Yaec dijo...

kjas yo tambien leo noves de niños xD

Mahira dijo...

Veo que a todas nos ha pasado, muahahaha. Somos como Peter Pan, siempre jóvenes, jajaja.